Viajar a Évora

La ciudad de Évora se considera la capital del Alentejo, la zona centro Sur de Portugal que linda con Extremadura en España. Évora fue declarada Patrimonio de la Humanidad hace 30 años.

Este congreso internacional SocyHume es la ocasión ideal para desplazarse a este lugar histórico que conmemora su pasado romano, medieval y moderno. Recomendamos a los visitantes pasar un mínimo de tres noches en Évora por esta ocasión especial, pero especialmente para asistir a la celebración del Congreso con todas sus actividades. Puede descargarse gratuitamente la guía de la ciudad realizada por los miembros del CIDEHUS: Évora Guide Tour.

PARA LLEGAR HASTA ÉVORA

Si usted está en España o Portugal la forma más sencilla es en coche***

Hay un tren nocturno desde Madrid a Lisboa que sale de la estación de Atocha. Puede comprar “Cama Turista” , y si adquiere con antelación el billete, unos dos meses antes, puede reducirse casi a la mitad (unos 33€ en vez de 60€ cada trayecto). Piense que desde Lisboa tendrá que seguir las instrucciones para llegar a Évora, cuando baje hacia las 8 de la mañana del tren en la capital Lusa.

Si usted está en cualquier otra parte del mundo o de Europa le recomiendo ir en avión, aterrizando en el Aeroporto de Lisboa. Una vez que llegue, para ir a la estación que le conducirá a Évora, puede coger dos vías: un taxi le costará entre 12€ y 15€ según el tráfico, mientras es más barato el Metro (1,4€ a los que sumará una carta Zapping que ha de ir recargando, con un coste único de 0´5 €). Cualquiera de los dos medios de locomoción le llevará tanto a la estación de buses como de trenes:

Ir en TREN de Lisboa a Évora: desde la Estacion de Sete Rios, cuesta como el bus, unos 12,5 €, si bien preste atención que hay muy pocos trenes (unos 3 por día, y el último hacia las 6 de la tarde), que puede consultar aquí, en “Comboios de Portugal”. Cuando llegue a Évora está más lejos de la ciudad que de la estación de buses y la opción para llegar a la ciudad es un taxi (4´5€ aprox).

Ir en BUS de Lisboa a Évora: Esta es la opción que más recomiendo por la cercanía a la ciudad como por la abundancia de buses. Vaya a la estación de “Sete Rios” , que está  en la parada de metro “Jardim Zoologico”. Los buses salen aproximadamente cada hora, como encontrará en la información “Red expresso (haga click aquí)”. Atención que el último bus sale a las 22 hs. de la noche. Yo le recomiendo comprar un billete sencillo, de ida (12,5 €).

Tanto en tren como en bus tardará hora y media en llegar, y le dejan fuera de la muralla, si bien desde la estación de bus puede ir a la ciudad con más facilidad a mi juicio.

Cuando llega a la estación de buses de Évora (Calle Tulio Espanca), puede ir andando a la ciudad si va poco cargado, si bien recomiendo coger el bus TREVO, pues cuesta 1 € y con el mismo billete puede subir y bajar todo el día a los buses de la línea azul pintada en el suelo, además de que están desde las 9 hasta las 19 hs. de la tarde aproximadamente, dependiendo de la temporada. Igualmente puede ir en taxi y le costará esos 4´5 € aproximadamente, pues tienen la tarifa para cuando salen de la ciudad.

Esperamos que las indicaciones sean de su ayuda. Eseramos que tenga un viaje estupendo.

Recomendaciones escritas por María Zozaya, por lo que son todas personales y subjetivas, si las comparte o copia le agradecemos si cita la fuente o pone directamente nuestro link.

 

CIDEHUS – Centro Interdisciplinar de História, Culturas e Sociedades da Universidade de Évora.
Palácio do Vimioso, Largo do Marquês de Marialva, n.º 8, Apartado 94
7000-809 Évora – Portugal

*** Incluíamos referencias y propaganda altruista de la empresa de autobuses  que hacía el servicio nocturno Madrid Évora, pero el sistema es tan engañoso, de buses de naturaleza local que se usan para un servicio internacional (algunos tan pequeños que  ni siquiera tienen reposabrazos para separar a los viajeros), de ventas con billetes abiertos por los cuales tienes que volver a pagar, de cierres de billetes comprados por internet que sólo se consiguen cerrar llamando a un 902, así como de la política ante los numerosos robos de equipaje que suceden en sus estaciones, que hemos tenido que acabar de anunciar gratuitamente, contribuyendo con ello al lucro de esta empresa que da un servicio tan nefasto al viajero, poniendo continuamente su nombre en cuestión (y el nuestro, por anunciarles con la mejor de las intenciones).